Búsqueda

/ languages

Choisir langue
 

Francia

Informe parlamentario sobre las sectas

Artículo publicado el 19/12/2006 Ultima actualización el 19/12/2006 14:45 TU

La Asamblea Nacional de Francia.

La Asamblea Nacional de Francia.

La Comisión parlamentaria de investigación sobre las sectas ha presentado su informe al presidente de la Asamblea Nacional. El documento contiene 50 recomendaciones para proteger en particular a los niños, principales víctimas de la manipulación sectaria. El presidente de la Comisión ha lamentado la “negligencia de los poderes públicos que en algunos casos dan muestras de complacencia ante grupos sectarios”.

Creada el pasado mes de junio por unanimidad, la Comisión multipartidaria ha consultado especialistas, dirigentes de asociaciones y antiguos adeptos de grupos sectarios antes de elaborar su informe final bajo el título de “La infancia robada. Los menores, víctimas de las sectas”. El informe afirma que “sin llegar al extremo de la tentación suicidaria, el control mental puede provocar graves perturbaciones de la personalidad y el comportamiento”. Para hacer frente al fenómeno, la Comisión formula proposiciones a los ministerios del Interior, Educación, Salud y Justicia. El informe propone reforzar los derechos de los abuelos, limitar el reconocimiento de asociaciones culturales, controlar las actividades psicoterapéuticas, redifinir el régimen de la educación a domicilio y permitir a los médicos que impongan las transfusiones sanguíneas en los casos en que los padres se opongan. El informe no elabora una lista de las sectas existentes en Francia pero define algunos criterios: “La desestabilización mental de sus miembros, las exigencias financieras excesivas, el endoctrinamiento de niños y el aprovechamiento del estado de ignorancia o debilidad”.

El presidente de la Comisión, el diputado oficialista Georges Fenech, ha calculado en 80.000 el número de niños educados en Francia en un contexto sectario, de los cuales más de la mitad son Testigos de Jehová. Georges Fenech ha criticado la actitud conciliante del ministerio del Interior y Culto, dispuesto según él a reconocer a los Testigos de Jehová “como la quinta religión de Francia”. El Consistorio de los Testigos de Jehová ha expresado su “indignación ante un informe elaborado sin debate contradictorio y sin respeto a la libertad de conciencia”.

Uno de los miembros de la Comisión, el también diputado oficialista Christian Vanneste, se negó a aprobar el informe, afirmando que “carece de definiciones jurídicas y discrimina ciudadanos en razón de sus creencias”.

Titulares

RFI le propone

Panorama Euranet

Praga en peligro

11/02/2010 13:42 TU