Búsqueda

/ languages

Choisir langue
 

Sri Lanka

Gobierno ordena cesar el fuego de armas pesadas

Artículo publicado el 26/04/2009 Ultima reactualización 29/04/2009 10:18 TU

Civiles srilanqueses en el norte del país.Foto: Reuters

Civiles srilanqueses en el norte del país.
Foto: Reuters

El gobierno de Sri Lanka anunció este lunes haber ordenado a sus fuerzas armadas cesar los disparos de armas pesadas contra el último enclave en manos de los rebeldes tamiles en el noreste del país, para proteger a las decenas de miles de civiles atrapados en la zona.

La oficina del presidente Mahinda Rajapakse afirmó en un comunicado que el gobierno "decidió que las operaciones de combate han llegado a su fin", a pesar de que el lunes proseguían las operaciones militares.

Organizaciones afines a los rebeldes tamiles habían anunciado poco antes que el ejército srilanqués lanzó en la madrugada del lunes un nuevo ataque contra la guerrilla de los Tigres de Liberación del Eelam Tamil (LTTE), que podría haber causado 10.000 víctimas.

Esto ocurre al día siguiente del anuncio de los separatistas tamiles de un alto el fuego unilateral, pedido por la ONU para auxiliar a los 50.000 civiles atrapados en la zona de combate. El Gobierno Sri Lanka, lo rechazó y les pidió que se rindieran.

“Frente a una crisis humanitaria sin precedente y en respuesta a los llamamientos de Naciones Unidas, de la Unión Europea y de estados Unidos, los Tigres para la Liberación del Eelam Tamil (LTTE) anuncian un alto el fuego unilateral”, según un comunicado de la rebelión separatista, acorralada en un franja de terreno del noroeste de Sri Lanka.

En ese mismo texto, los insurgentes anunciaron que todas las operaciones militares del LTTE cesarían inmediatamente. Pero el Gobierno de Sri Lanka rechazó el alto el fuego de los rebeldes separatistas, exigiendo que depongan las armas y dejen partir a los civiles y calificó el anuncio de los rebeldes de "broma".

Horas antes, el responsable de Asuntos Humanitarios de la ONU, John Holmes, que cumple una visita de dos días a esta isla del sur de Asia, había reclamado en un comunicado “una pausa humanitaria para hacer llegar la ayuda y que entren trabajadores humanitarios a la zona del conflicto”, del noreste de Sri Lanka.

La comunidad internacional también hizo un llamado a las partes en conflicto para que eviten más víctimas civiles. El sábado los ministros de Relaciones exteriores del G8 (Estados Unidos, Rusia, Alemania, Japón, Francia, Canadá, Gran Bretaña e Italia) expresaron su preocupación por este conflicto y pidieron a las tropas gubernamentales y a los rebeldes tamiles adoptar las medidas necesarias para evitar más muertes.

La ONU estima que probablemente son más de 6.500 los civiles muertos y 14.000 los heridos desde enero, cuando las fuerzas armadas lanzaron su gran ofensiva “final” en el noreste de la isla.

Los Tigres Tamiles es un movimiento político-armado fundado en 1976 en la isla-país de Sri lanka (antigua Ceilán). Su creación está relacionada con el sentimiento de discriminación de la población tamil por parte de la mayoría cingalesa del país, que se cristalizó en un deseo de establecer un estado tamil independiente de Sri Lanka, al noroeste de la isla.

Titulares

RFI le propone

Panorama Euranet

Praga en peligro

11/02/2010 13:42 TU