Búsqueda

/ languages

Choisir langue
 

Haití

Intenso terremoto siembra el caos

Artículo publicado el 13/01/2010 Ultima reactualización 13/01/2010  15:18 TU

Una intensa sacudida deja miles de muertos en esta isla de las Antillas. La ayuda internacional se moviliza para socorrer a las víctimas. Entretanto las réplicas continúan acentuando el pánico entre la población.

Una mujer se desmaya tras el terremoto en Puerto Prícipe, el 12 de enero de 2010.Foto: (Reuters)

Una mujer se desmaya tras el terremoto en Puerto Prícipe, el 12 de enero de 2010.
Foto: (Reuters)

Haití, uno de los países más pobres del mundo, en donde el hambre, la pobreza y la violencia son el pan de cada día, quedó devastado ayer por un potente terremoto de siete grados de magnitud que arrasó Puerto Príncipe, la capital. El palacio de gobierno y la sede de la ONU quedaron totalmente destruidos. Un empleado de la organización señaló a la AFP que “bajo los escombros hay mucha gente, tanto muerta como herida”.

Según testimonios de fuentes locales y de agencias noticiosas, los residentes de la capital vivían anoche escenas de pánico tras una serie de réplicas, en medio del caos y de la desolación provocada por la imagen de cadáveres y heridos. Miles de habitantes deambulaban por las calles de Puerto Príncipe, en medio de una nube gris de polvo.

El presidente Rene Preval y su esposa sobrevivieron a la catástrofe, aseguró a la AFP, Robert Manuel, embajador de Haití en México. “La situación es gravísima, sobre todo en los barrios más populares”, advirtió.

Las comunicaciones están totalmente colapsadas en la isla.  Por el momento ha sido imposible contabilizar los muertos y evaluar los daños.

La comunidad internacional se moviliza activamente para enviar ayuda. El presidente Barack Obama dijo que Estados Unidos está dispuesto a “ayudar a la gente de Haití”. Francia enviará este miércoles dos aviones transportando ayuda humanitaria y socorristas. Colombia, Venezuela, Nicaragua, México y Canadá también se activan para prestar ayuda.

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, se declaró “muy preocupado”. Su ministro de la Defensa exhortó a los soldados brasileños que integran la fuerza de la ONU a “reducir el sufrimiento de la población”.

Titulares

RFI le propone

Panorama Euranet

Praga en peligro

11/02/2010 13:42 TU